Al Aire
Al máximo
con Cuervo DJ
A continuación
Programación musical
con La Máxima
Sab 2pm - 6pm

Ineos ya definió sus líderes para Giro y Tour

La escuadra británica tiene como meta ganar las dos carreras.

El ecuatoriano Richard Carapaz (Carchi, 26 años), ha confirmado que su gran objetivo del año es tratar de renovar la camiseta rosada del Giro de Italia, que ya conquistó en 2019, esta vez como jefe de filas de su nuevo equipo, el Ineos.

La escuadra británica cuenta para el Tour de Francia (29 agosto-20 septiembre) con el tridente compuesto por el colombiano Egan Bernal y los británicos Chris Froome y Geraint Thomas. Para el Giro de Italia (3 al 25 de octubre), la baza será
Carapaz.

Es probable que Carapaz regrese a Europa a principios del verano para evitar cualquier problema de cuarentena y prepararse para el Giro de Italia, así como que participe en la Tirreno-Adriatico, del 7 al 14 de septiembre, como preparación para el Giro.

«Hemos decidido prácticamente todo mi programa. El Giro de Italia sigue siendo mi mayor objetivo. Quiero dar lo mejor de mí en el Giro, así puedo intentar ganarlo nuevamente y repetir el éxito del año pasado», aseguró Carapaz en RAI Sport.

La gente estaba realmente orgullosa de mi victoria y todos se sintieron parte de mi éxito

Carapaz, fichado este año por el Ineos tras su paso por el Movistar, ha permanecido en cuarentena por la pandemia de covid-19 en su casa en El Carchi, cerca de la frontera con Colombia.

«Después de ganar el Giro de Italia vivimos una locura aquí en Ecuador«, dijo Carapaz recordando su victoria en la carrera rosa y las posteriores celebraciones.

«La gente estaba realmente orgullosa de mi victoria y todos se sintieron parte de mi éxito. Eso cambió muchas cosas y me hice famoso. Me gusta la idea de ayudar a los jóvenes atletas talentosos a obtener buenos resultados a través de mi escuela de ciclismo. El país está cambiando y ahora muchas personas sueñan con el éxito», agregó.

Sobre la pandemia dijo que se trataba de «un momento difícil que nos ha golpeado al igual que el resto del mundo en los últimos meses. Afortunadamente, en el área de Carchi hemos tenido suerte. Hemos estado aislados y el número de casos ha sido relativamente bajo». Además, señaló que ha tenido «la suerte de haber podido quedarme con mi familia y recuperar el tiempo perdido», agregó Ríchard Carapaz.

Tomado de: El Tiempo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *