Al Aire
Programación Musical
con La Máxima
A continuación
Programación Musical
con La Máxima
L-D 12am - 6am

La importancia de QUEDARSE EN CASA

A través de un modelo matemático, científicos de la Universidad de California y la Universidad de Hong Kong publicaron un estudio en donde aseguran que por cada caso de coronavirus que se logra confirmar, hay cinco o diez que no se han detectado. Otra razón para quedarse en casa.

Con las medidas que tomó la ciudad de Wuhan en enero se lograron detectar el 60% de los casos de coronavirus, frente al 14% que estaban logrando detectar antes de hacer pruebas masivas en su población.José Vargas-El Espectador

El nuevo coronavirus que surgió en Wuhan, China (SARS-CoV2) a fines de 2019 se extendió rápidamente a todas las provincias chinas y, a partir del 1 de marzo de 2020, a otros 58 países. Los esfuerzos para contener el virus están en curso. La ciencia abierta ha logrado que se recolecte una cantidad de datos sin precedentes entre la comundiad científica internacional, sin embargo, aún hay dudas sobre cómo se transmite el virus y cómo se comporta. Entre esas preocupacione, está a fracción de casos que no se documentan, pero que son infecciosos, es una caracteristicas epidemiológica.

Por eso, investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos) y de la Universidad de Hong Kong (China) se dieron a la tarea de calcular cuántos casos podrían pasar desapercibidos. El SARS-CoV-2 o «nuevo coronavirus» tiene un «alto porcentaje» de casos asintomáticos pero infecciosos, en donde los pacientes experimentan síntomas leves o ningún síntoma. Para evaluar el potencial epidémico completo del SARS-CoV2, los investigadores usaron un modelo matemático para estimar el contagio y la proporción de las infeccione que no se documentaron en semanas anteriores y posteriores al 23 de enero, que fue cuando las autoridades chinas decidieron cerrar los viajes dentro y fuera de Wuhan.

Durante ese tiempo (desde diciembre del año pasado, cuando se sospecha que comenzó el brote, hasta finales de enero) aproximadamente 6 de cada 7 casos no fueron detectados en Wuhan. En el modelo matemático que desarrollaron los investigadores, dividieron las infecciones en dos clases: las que generaron síntomas graves, lo suficientemente como para ser consultadas y confirmadas, y los casos indocumentados. Mejor dicho, ¿cuántas personas están caminando con infecciones no reconocidas y qué tan infecciosas son?

En pocas palabras, estimaron las trayectorias de cuatro variables: las poblaciones susceptibles, las poblaciones expuestas, las documentadas y las indocumentadas para 375 ciudades chinas, y lo compararon con la duración promedia de una infección, el factor de reducción de la transmisión para las infecciones no documentadas, la tasa de transmisión para las infecciones documentadas; la fracción de infecciones y el factor multiplicativo de un viaje (es decir, a cuántas personas podría contagiar un viajero en un trayecto de la casa a la oficina, por ejemplo).

«Estimamos 13.118 infecciones por COVID-19 totales (documentadas y no documentadas combinadas) durante el 10 al 23 de enero en la ciudad de Wuhan. Además, el 86.2% de todas las infecciones fueron casos indocumentados». También descubrieron que después de que el gobierno chino cerró el centro del brote el 23 de enero y comenzaron las pruebas generalizadas, la situación cambió drásticamente. Con el tiempo, las pruebas identificaron alrededor del 60% de los casos positivos, frente al 14% que estaban registrando antes de cerrar la ciudad y comenzar a testear masivamente a los ciudadanos.

«Si tenemos 3,500 casos confirmados en los Estados Unidos, es posible que esté viendo 35,000 en realidad», dijo al diario Times, Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Universidad de Columbia y autor principal del informe, publicado en la revista científica Science. La estimación del gobierno colombiano es que, si no se hace nada, unos 750.000 colombianos podrían caer en estados críticos o severos por cuenta del coronavirus.

«Nuestros hallazgos indican que una gran proporción de las infecciones por COVID-19 no estaban documentadas antes de la implementación de las restricciones de viaje y otras medidas de control intensificadas en China el 23 de enero, y que una gran proporción de la fuerza total de infección estaba mediada a través de estas infecciones . Esta alta proporción de infecciones indocumentadas, muchas de las cuales probablemente no presentaban síntomas graves, parece haber facilitado la rápida propagación del virus por toda China.

De acuerdo con el Times,el número de casos no detectados para cada uno confirmado podría variar dos veces de un país a otro. Los casos no identificados en China que proliferaron antes del cierre, aunque en promedio menos contagiosos que los confirmados, no necesariamente causaron casos más leves en los recién infectados, dijeron los investigadores. En el estudio también participaron investigadores de Imperial College de Londres y de la Universidad de Tsinghua (China).

La importancia de quedarse en casa

Hace cuatro días, la Organización Mundial de la salud envío un mensaje:

«Tenemos un mensaje muy simple para todos los países: hagan pruebas, pruebas, pruebas». el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció que «en la última semana hemos visto una rápida escalada. Hay ya más casos en el resto del mundo fuera de China. Hemos visto cerrar colegios y cancelar eventos deportivos. Pero no hemos visto el aislamiento urgente, que es la espina dorsal para parar esta epidemia». 

Tedros insistió en lo más efectivo para hacer frente a la pandemia «es romper la cadena de contagios». Esto significa concentrar esfuerzos es aislar los focos. «No podemos ir a ciegas. No podemos luchar contra esta pandemia si no sabemos quién está infectado. Tenemos un mensaje muy simple a todos los países: pruebas, pruebas, pruebas. Si dan positivo hay que averiguar con quién han estado en contacto».

Hoy comienza la cuarentena en varios departamentos del país y en ciudades como Bogotá o Medellín como medida para evitar la propagación del SARS-Cov-2 y para evitar que el sistema de salud colombiano colapse. ESte estudio se suma a la evidencia de que, para evitar la propagación, las medidas de aislamiento pueden ser efectivas, especialmente para proteger a los adultos mayores, el grupo más vulnerable frente a la epidemia (aunque no el único).

Tomado de: El Espectador

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *