Al Aire
Al máximo con...
con Faizuly Martines
A continuación
A swing completo
con Larry Pai
L-J 9pm - 12am

La familia Ambuila en el ojo del huracán

la familia ambuila, vivía  en buenaventura como una familia de estrato medio se transportaban en una camioneta que pasaba desapercibidas y tenían su vivienda a unos minutos del área céntrica de buenaventura. El señor Omar ambuila, es un contador y especialista en derecho aduanero, Elba chara la esposa es una abogada.

Omar ambuila era  jefe de Control Interno de Carga de la entidad (DIAN), hace 12 años la familia ambuila estaba vinculada a la iglesia comunidad cristiana de paz, en el sur de cali, esta familia era humilde según testigos de buenaventura donde no llamaban la atención sin embargo Jenny Lizeth ambuila publicaba en redes sociales una vida de fastuosidad era dueña de un lamborghini de mil millones, estudiante de harvard y vestía millonarias marcas.

El salario mensual básico que recibía Omar por sus labores alcanzaba los 4’300.000 pesos, pues su rango era el de analista V, según el registro en el  (Sigep). Siendo así, ganaba más que un profesional especializado grado 16 y un profesional universitario en la Dian que devengan entre 1’959.000 y 4’286.000 pesos. Ambuila no ganaba, según este registro del Sigep, por encima de los 6 o hasta 10 millones que percibe un inspector, entre denominaciones I y IV.

Los esposos Ambuila y su hija, fueron detenidos la semana pasada, en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, de Palmira, no aceptaron los cargos ante el Juzgado 9 de control de garantías en Cali que les dictó medida de aseguramiento por presunto lavado de activos, favorecimiento al contrabando, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir, cargos que también se les imputaron a dos personas más, Emilson Moreno Granja, funcionario del Grupo de Control de Carga de la Dian, y Gustavo Adolfo Rivas Arboleda.

los memes no se hicieron esperar  y en las redes sociales se hicieron virales las imágenes que tienen que ver con la familia ambuila en especial con jenny ambuila.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *